La Plaza Major

placa-esglesia
 
Espacio emblemático que anteriormente había ocupado el antiguo castillo del arzobispo de Tarragona. Con el tiempo el castillo se fue deshaciéndose y en su subsuelo se intenta construir un depósito de agua.

A mediados de siglo XIX, se proyecta un reestructuración urbanística que deja un gran espacio abierto delimitado por dos edificios porticados.

A partir de 1889 en la parte sur se fracciona el espacio con la creación de una plaza que pasa a ser conocida como la Pequeña. El suelo era de tierra y en ocasiones se plantaron árboles.

A partir de 1930 se ilumina electrónicamente y pasa a montarse un mercado diario agrícola que se mantiene hasta los años cincuenta.

En 1937, aprovechando el depósito subterráneo, se construye un refugio antiaéreo. El año 1977 se hace la última reforma importante, con la cual se abre un nombre calle, se crean zonas ajardinadas, se construye un lago con varias fuentes y se enladrilla el suelo.

Actualmente acoge cada jueves un mercado variado.