15 Una fiesta señalada

 
De las visitas que Gaudí hace a Riudoms, una destaca por encima de las otras. Tiene lugar el 19 de noviembre de 1922 y coincide con los actos que se celebran para bendecir la bandera del somatén local, en la cual fue bordada la cordillera de Montserrat y su patrona.

El somatén es un cuerpo auxiliar del orden público en el ámbito rural, destinado a proteger las propiedades de los asaltos de ladrones y otros malhechores. La fiesta cuenta con la presencia del capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, posterior dictador, y de los marqueses de Marianao y Vilanova i la Geltrú. Varios actos se desarrollan en la misma: un oficio litúrgico en la plaza Major, la bendición de la bandera, un desfile, los discursos de las autoridades, una cantada coral, etc.

Es en el transcurso de estos actos que Antoni Gaudí se hace una fotografía con el somatén en las escaleras de la plaza Major. Teniendo en cuenta el conocido rechazo del arquitecto a dejarse fotografiar, este gesto constituye todo una muestra de afecto a la población que lo vio nacer y crecer.